Unidad de Psicoestética

Ayudamos a las personas a obtener una percepción más adecuada de sí misma, logrando así una mejor autoestima. Realizamos evaluación y abordaje psicológico previo y/o posterior a intervenciones de estética o reconstructivas.

Las operaciones de estética son perfectamente aceptables y tienen sus funciones y motivos, pero en también es cierto que a veces se esconden complejos y trastornos psicológicos que deben ser descubiertos y tratados.  Por ello, es altamente recomendable, que antes de someterse a una intervención de cirugía estética se evalúen aspectos de la personalidad, expectativas y estabilidad emocional del paciente, así como tener en cuenta su edad y madurez psicológica.

El objetivo será determinar si sus expectativas y creencias se sitúan primordialmente en un nivel estético y no únicamente psicológico. De este modo, podremos encontrarnos con personas en las que exista una preocupación personal exagerada por poseer un defecto en el aspecto físico que es prácticamente imperceptible para otras personas o personas cuya autoestima se base o dependa de factores externos de forma exclusiva.

 

La Unidad de Psicoestética del Centro Psicosanitario brinda la evaluación previa que detecta estos riesgos para las personas, ofreciendo posteriormente el asesoramiento emocional que ayuda en el proceso de reflexionar sobre la verdadera motivación que las lleva a someterse al cambio, al preguntarnos no sólo el porqué, sino también el para qué de la decisión a tomar.

Asimismo, tras una intervención de estética, existe un periodo de adaptación a la nueva figura corporal. En muchos casos tal adaptación es positiva, pero en otros esta nueva imagen no es aceptada por el paciente; como consecuencia de ello, pueden aparecer alteraciones emocionales, que en ciertos casos tratan de compensarse sometiéndose a nuevas operaciones relacionadas o no con la anterior, pudiendo desembocar en gran número de intervenciones estéticas que nunca acaban por lograr que el paciente se sienta plenamente satisfecho con su aspecto.

En estos casos, la Unidad de Psicoestética del Centro Psicosanitario realiza una intervención psicológica posterior ayudando al paciente a obtener una percepción más adecuada de sí mismo, interrumpiendo la sucesión de operaciones y logrando una mejor autoestima.

Finalmente, cuando abordamos la cirugía estética en los adolescentes, hay que tener en cuenta también las particulares características psicológicas de este periodo evolutivo, tales como la influenciabilidad, impulsividad e inestabilidad en sus decisiones.

La Unidad de Psicoestética del Centro Psicosanitario realiza asesoramiento emocional especializado al adolescente, ayudándole a adaptarse al acto propio de la operación y al nuevo morfotipo que tendrá tras la misma.