Unidad de Atención Integral a la Actividad Física

Asesoramos de forma multi e interdisciplinar a personas de todas las edades, familias, clubes, instituciones y centros escolares en la puesta en marcha y desarrollo de programas destinados a promocionar los beneficios físicos, psicológicos y sociales de la actividad física.

Los beneficios psicológicos son evidentes para cualquier persona, especialmente para aquellas que sufren algún trastorno psicológico como depresión, ansiedad, abuso y/o adicción de alcohol u otras sustancias, etc. De igual forma, realizar ejercicio físico de manera habitual puede ayudarnos a prevenir estos trastornos psicológicos.

Ofrecemos un servicio de entrenamiento personal y/o grupal. Este servicio se adapta al objetivo individual o colectivo que se desee, atendiendo al estado físico y de salud inicial de la persona, así como al tiempo de que se disponga para realizar dicha actividad. Está indicado tanto para pérdida de peso, como musculación, etc.

 

Con este objetivo, se han elaborado y puesto en marcha distintos programas de actividad física con fines terapéuticos y de salud, contemplando la necesidad de evitar el fenómeno de abandono y facilitar la iniciación y la adherencia a los mismos; tareas que incumben plenamente al ámbito profesional de la Psicología.

Por otro lado, la intervención psicológica-deportiva profesional con niños nos lleva a tener en cuenta los aspectos psicosociales que se derivan de dicha práctica (padres y entrenadores fundamentalmente), y proporcionar a niños y jóvenes las estrategias más adecuadas para la valoración de sus logros, de acuerdo con la etapa evolutiva en que se encuentren.

En cuanto a la salud, las empresas, constatan que el ejercicio físico aumenta la cohesión y la satisfacción de sus miembros, mejorando así la productividad y disminuyendo el absentismo y las bajas por enfermedad. Además, la práctica de la actividad física está fuertemente asociada con la reducción de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares, y en general de la morbilidad y mortalidad.

Las funciones del Psicólogo de la Actividad Física en cuanto al ocio, salud y tiempo libre, girarán en torno a dos grandes ejes:

  1. Analizar los resultados psicológicos que se derivan de la actividad físico-deportiva
  2. Analizar los causantes psicológicos que nos lleva a la realización de una actividad físico-deportiva

La población a la que va dirigida nuestra intervención dependerá de la actividad físico-deportiva que desempeñe, por lo que la podemos clasificar como sigue:

  • Población común sedentaria.
  • Población común con hábitos de salud y ocio adecuados.
  • Población infantil y juvenil de iniciación.
  • Población con necesidades especiales (tercera edad, minusvalías, etc.)
  • Población en tiempo de ocio (turistas, ocio urbano, ocio rural, etc.)
  • Población con trastornos psicológicos.
  • Población con alta incidencia de conductas de riesgo (prevención e intervención).

La intervención en esta unidad consiste en:

  • Entrenamiento Psicológico: desarrollo y mantenimiento de las habilidades psicológicas implicadas en la actividad física (motivación, atención, concentración, autoinstrucciones, etc.).
  • Crear y poner en práctica herramientas psicológicas para el análisis, seguimiento y variación de la actividad física.