Unidad de Psicología de Pareja

Enseñamos a desarrollar otro tipo de relación sentimental, contribuyendo a un cambio de actitudes para que puedas afrontar el miedo a la soledad, a una ruptura, al compromiso, etc.

Como gestionar la vida sentimental?

El grado de gestión de nuestra vida sentimental constituye quizás el índice más adecuado de nuestra autorrealización personal y marcará la diferencia entre quien lleva una vida emocionalmente equilibrada y quien hace de su vida una montaña rusa emocional. Así pues, una positiva y enriquecedora vida sentimental constituirá un instrumento fundamental para una equilibrada salud mental y emocional.

Por ello, si sientes que tu relación de pareja ha empezado a deteriorarse, que existen problemas de comunicación, has notado un bajón del deseo sexual, las discusiones son cada vez más frecuentes o incluso has pensado que ya no aguantes más, tal vez alguien ajeno y profesional pueda ayudarte. La posibilidad de la separación está siempre ahí, pero hay que tener en cuenta que es muy dolorosa, sobre todo cuando hay hijos pequeños.

 

Es cierto que la terapia de pareja es cosa de dos, pero normalmente es uno el que da la voz de alarma y el otro, al menos, tiene que estar dispuesto a colaborar. Si no es así, quien vea el problema también puede acudir al profesional, lo que podrá ser inicialmente de gran ayuda. En ocasiones, también puede ocurrir que exista un problema psicológico en alguno de los componentes de la pareja, el cual puede necesitar psicoterapia personal, llevándola a cabo el propio terapeuta u otro psicólog@ de nuestro Centro.

 

En la Unidad de Psicología de Parejas del Centro Psicosanitario proponemos un abordaje psicoterapeútico que tiene como objetivo el aprender a desarrollar otro tipo de existencia y de relación sentimental, contribuyendo así a un cambio de actitudes para que podamos afrontar el miedo a la independencia, a la soledad, a una ruptura, al compromiso, al rechazo, a comunicarnos, es decir, a todo lo que producimos al establecer nuestras relaciones sentimentales.