Unidad de Evaluación Neuropsicológica

En nuestra Unidad de Evaluación Neuropsicológica el objetivo principal consiste en estudiar el funcionamiento cognitivo, emocional y conductual de las personas que acuden a nosotros, ya sea con fines meramente diagnósticos como de cara a una intervención posterior.

Así, mediante la evaluación que realizamos en Centro Psicosanitario Galiani, exploramos y establecemos los puntos fuertes y débiles de la persona, delimitando como puntos débiles aquellas funciones que se encuentran alteradas y como puntos fuertes aquellas que están conservadas y que nos servirán de bastón de apoyo para la rehabilitación neuropsicológica, guiando así un tratamiento único y completamente personalizado con resultados óptimos.

La valoración que realizamos se compone de una evaluación extensa y global del estado funcional, cognitivo, emocional y conductual de la persona, llevándonos a una serie de hipótesis diagnósticas que confirmamos posteriormente mediante pruebas específicas para cada dominio y que nos permiten profundizar en cada caso.

Las funciones cognitivas que valoramos son:

  • Atención: Capacidad para mantener y focalizar selectivamente nuestra consciencia en hechos o estímulos relevantes, desechando o ignorando el resto.
  • Percepción: Capacidad de recibir información sensorial y reconocerla.
  • Orientación: Capacidad para ser conscientes del entorno con respecto a nosotros mismos. Existen varios tipos:
  • Memoria: Capacidad de almacenamiento de información a corto plazo y aprendizaje, y capacidad para la recuperación la misma a largo plazo.
  • Lenguaje: Habilidades comunicativas del individuo. Se compone de comprensión y expresión, pudiendo ambas verse afectadas por separado.
  • Praxias: Movimientos coordinados en una acción voluntaria que están dirigidos a un fin.
  • Funciones ejecutivas: Capacidades necesarias para formular metas, planificar, ejecutar planes y evaluar los resultados obtenidos para reformular la planificación si es necesario. Actúan como director de orquesta del resto de funciones. Sus componentes son:
    • Velocidad de procesamiento: Rapidez mental ante determinadas exigencias cognitivas.
    • Acceso a la memoria semántica: Capacidad para acceder a los significados de palabras y conceptos.
    • Flexibilidad cognitiva: Capacidad para cambiar de pensamiento alrededor de conceptos diferentes.
    • Planificación: Habilidad para elaborar estrategias orientadas a una meta.
    • Toma de decisiones: Proceso por el cual se realiza una elección entre diferentes alternativas.
    • Ejecución dual: Habilidad para llevar a cabo la ejecución de diferentes tareas a la vez de manera correcta.
    • Sistema inhibitorio: Capacidad para inhibir estímulos irrelevantes que interfieran en la ejecución de una tarea, así como de inhibir conductas o pensamientos propios.
    • Memoria de trabajo: Capacidad para mantener información en la mente durante un periodo necesario para la manipulación mental de la misma. Sus componentes son: el bucle fonológico, la agenda visuoespacial y el sistema ejecutivo central .

Además, administramos pruebas que nos permiten conocer las repercusiones funcionales, emocionales y conductuales del daño neurológico.

Tras la evaluación entregamos un informe completo que recoge todo el proceso de evaluación y los resultados obtenidos en las pruebas junto con la interpretación y juicio clínico. En todos los casos, se realiza un feedback al usuario con los aspectos relevantes observados y posibles terapias neurorrehabilitadoras disponibles.